viernes, 17 de julio de 2009

Filosofía de ministerio










INTRODUCCION:
La iglesia de Jesucristo no es un edificio. Para algunos tal afirmación puede sonar confusa, se nos ha condicionado a pensar en la iglesia en términos de ladrillos y cemento, hierro y vidrio, o en órganos tubulares. La verdadera iglesia, no es un edificio con domicilio y código postal. Cuando Jesús afirmo “yo levantaré mi iglesia” el no estaba planeando convertirse en constructor, Él tenía en mente un organismo (El cuerpo de Cristo) no sólo una organización (Institución).

El Apóstol Pablo dijo: Y todo sometió bajo sus pies, y a Él lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que lo llena todo en todo, (Efesios 1:22,23). Cuando dirigió la iglesia de Corinto el declaró Ahora bien, vosotros sois el cuerpo de Cristo, y cada uno individualmente un miembro de él. (1 Cor. 12:27)

Entonces la iglesia es el Cuerpo de Cristo, todos los creyentes son parte de esta dinámica de organismo viviente.
La iglesia existe para traer gloria a Dios, así que cualquier cosa que la iglesia hace, con actividades, eventos, estrategias o estructuras de ministerio, su preocupación primaria debe constante: ¿Esto le da la gloria a Dios?
La iglesia no existe para honrarse a sí misma, o a sus líderes o a sus miembros. La iglesia de Cristo no se trata de nosotros sus seguidores, se trata de Él. Nuestra misión es seguirlo a Él, darle la gloria y el honor.

Funciones y Formas (Robert Cupp, Pastor Fellowship Bible Church NW Arkansas)
Un claro entendimiento de forma y función es fundamental para plantar iglesias. Nuestra experiencia por mucho, le da forma a nuestro entendimiento y nuestra dedicación a las formas que toma la iglesia. Debemos ser retados a preguntarnos por qué hacemos lo que hacemos, para que podamos cumplir con la misión que Dios le ha dado a Su Iglesia.

Funciones: Son principios bíblicos y actividades de la iglesia del Nuevo Testamento, estos son mandamientos que deben ser obedecidos, las cosas que no se pueden negociar y postergar. Para ser una iglesia Neo Testamentaria necesitamos abrazar y practicar las funciones del Nuevo Testamento.

Forma: Describe como esas funciones son implementadas y practicadas. Las formas se pueden negociar y programar. Son relativas (en vez de absolutas) y están condicionadas por la cultura, historia o preferencia y tradición.

No debemos confundir “Función” con “Forma”. Un ministerio bíblico debe ser siempre fiel a las funciones y creativa en las formas. Las funciones describen lo que bíblicamente debemos hacer, las formas describen como elegimos hacerlas.

7 comentarios:

David Rojas De Ita dijo...

COMENTARIO DEL CAPÍTULO 2 DE "MOVIMIENTOS DE PLANTACIÓN DE IGLESIAS": ¿QUÉ SON LOS MOVIMIENTOS DE PLANTACIÓN DE IGLESIAS?

Un movimiento de plantación de iglesias es la multiplicación de creyentes a través de iniciar nuevas congregaciones que a la vez se multiplican. Éste surge en etnias o segmentos sociales que no han sido alcanzados, ya sea en el país donde se encuentre uno o en el extranjero.

Son interesantes las características que debe tener un movimiento de plantación de iglesias, según el autor:

1) Reproducción: La iglesia planta otra(s) congregación(es).
2) Multiplicación: Esas iglesias plantadas plantan otras iglesias.
3) Son nativas: Los líderes que surgen son del entorno local donde se encuentra la iglesia plantada
4) Las iglesias plantadas plantan iglesias
5) Ocurren dentro de grupos interrelacionados: el evangelio es compartido a otros grupos.

La iglesia existe para glorificar a Dios y darlo a conocer a los que viven sin él. Dios obra a través de la iglesia para que su gloria sea extendida en la tierra. La meta de la plantación de iglesias es siempre la gloria de Dios.

David Rojas De Ita dijo...

Comentario Capítulo 2 "Sembremos iglesias saludables": ¿Por qué sembrar iglesias saludables?

En la iglesia existen diferentes motivaciones para hacer las cosas o ejercer diferentes ministerios. Las motivaciones pueden ser con un sentido egoísta y enfocado en uno mismo o pueden ser enfocadas en Dios.

Lo mismo sucede con la plantación de iglesias. Cuando se participa en el proyecto de plantación de iglesias se debe examinar la motivación que nos impulsa a participar en este movimiento.

La plantación de iglesias no es para edificar ni poner en alto a un predicador, pastor o grupo en particular; si este es el motor entonces las motivaciones son equivocadas y no irán con la dirección de Dios.

Todo lo que hagamos debe ser para agradar a Dios. La razón de sembrar iglesias saludables es para darle la gloria a Dios.

Cada iglesia plantada debe ser una influencia en la sociedad donde se encuentre. Debe encarnar el mensaje de Cristo, formar parte de la comunidad e impactarla con el evangelio. El Espírtu Santo es el que hace la obra, él ha decidido hacerlo a través de la iglesia.

El autor de este capítulo propone algunas razones para plantar iglesias saludables, las cuales son expuestas aquí brevemente con algunas modificaciones que hice de manera personal:

1) El amor de Dios. Es el Padre que busca y halla a los que se pierden.

2) El amor de Cristo nos constriñe. Fuimos adoptados en la familia de Dios por su sacrificio, tenemos una nueva naturaleza. Como hijos de Dios debemos hacer su voluntad y dejar que Cristo viva en nosotros. Lo que lo mueve a él debe ser lo que nos mueve a nosotros.

3) El Espíritu Santo ha sido enviado. No estamos solos en esta tarea. Dios ha enviado al Espíritu Santo para hacer la obra y guiar a la iglesia en el cumplimiento del plan de Dios.

4) La iglesia debe reflejar la gloria de Dios. La iglesia fue dejada en la tierra para reflejar la gloria de Dios, ese es su propósito principal.

5) Sembrar iglesias saludables es para la alabanza de la gloria de Dios. Estamos aquí para glorificarlo. La siembra de iglesias extiende el evangelio, la iglesia es un agente de movilización para que nuevas personas se adhieran a la familia de Dios.

Una iglesia saludable debe exaltar, proclamar, edificar, servir y adorar.

La motivación principal para la plantación de iglesias es la gloria de Dios. Cada creyente ha sido dotado con capacidades y dones para la alabanza de la gloria de Dios.

FERNANDO MC dijo...

Sembremos Iglesias Saludables
David Wagenveld

Comentado por Fernando Marquez

¿Por qué Sembrar Iglesias Saludables?
Es el tema que cubre Carlos Van Engen en este libro. E inicia rápidamente con una verdad reveladora, “…en toda América Latina, el crecimiento del protestantismo constituye el caso mas dramático” crece rápidamente y se percibe un hambre por conocer mas de Dios, las republicas demuestran una profunda desilusión con la iglesia popular (católica) como institución.
Esta atmosfera esta creando personas que están abiertas a cualquier asunto religioso, dispuestos a probar y creerlo todo. Aunque existe un ambiente de competencia y oferta religiosa, también hay sospecha y decepción, el pueblo latino esta en un despertar a los asuntos de fe pero aun corre un gran riesgo de ser llevados por doctrinas falsas.
Es bajo esta premisa que se responde a la pregunta ¿Por qué Sembrar Iglesias Saludables? Parece casi obvia la respuesta, para que todas esas almas dispuestas no caigan en manos de estafadores abusivos que solo se sirven de la fe de los creyentes ingenuos.
Esto no es difícil de encontrar en nuestro entorno inmediato local. Pare de sufrir, es sabido que tiene demandas por todo latino América, por abuso espiritual, congregaciones donde cae oro, aceite de unción, y diamantes de los plafones del templo, rugido santo, risa santa, iglesias mesiánicas circuncidando a sus fieles y la lista sigue sin parar.
¿Que estamos haciendo por crear nuevas iglesias saludables?, ¿Qué prioridad tiene la sana doctrina entre nosotros? Y ¿Cuáles son nuestras motivaciones cuando estas se crean?
A esta ultima pregunta nos sugiere el autor las razones por las cuales NO se deben plantar iglesias: 1) No por extender nuestra denominación, organización religiosa o las ideas personales de su líder. 2) No con un espíritu de demostrarle al mundo que nosotros somos diferentes a los demás (esto inferiría que opinamos que todas las demás iglesias están mhiraal). . 3) No porque queramos imponer forzosamente una forma de religiosidad. 4) No por competencia por adherentes. 5) Ni por Negocio y 6) Ni por Orgullo egoísta o fama.
La idea central es que la motivación bíblica para sembrar iglesias saludables es la siguiente: Que la misión del Dios amoroso, y misericordioso es que todos los que le conozcan sean discípulos de Jesucristo y miembros responsables de la iglesia que el formo con su sangre. Estas son aquellas que anunciaran su segunda venida y el futuro reino eterno de su victoria. . ¡A Dios se la Gloria!

Abraham L. B. dijo...

Sembremos iglesias saludables.
Muy buen capítulo, pienso que verdaderamente no es una opción el sembrar iglesias saludables sino una consecuencia normal de los hijos de Dios. Ya que, el sembrar iglesias saludables, tiene como base el mismo corazón de Dios por alcanzar a los perdidos, el hijo de Dios que conoce lo que es estar perdido y también conoce lo que es ser rescatado, simplemente no tiene otra opción natural que hacer lo mismo que su Salvador.
El ejemplo de Dios lo tenemos claramente presentado en toda la Escritura. Dios busca al hombre y hace todo lo posible para rescatarlo sin escatimar en el precio para lograr su objetivo. El ejemplo de Cristo es, si se entiende bien, un ejemplo de humillación que busca dar gloria a su Padre, al obedecerlo y voluntariamente rebajarse al estado del ser humano. Es una humillación que contrariamente a lo lógico, no trae vergüenza al Padre sino exaltación. Por esta misma razón el hijo de Dios tiene que tener el mismo sentir que Cristo tuvo, hacer todo lo posible para dar la debida exaltación a nuestro Padre y eso muchas veces implica sacrificios.
Dios quiere que alcancemos a los perdidos teniendo el mismo corazón que Él tiene. Por lo cual, Dios nos ha capacitado con el Espíritu Santo para poder realizar esta obra. Si dependemos del Espíritu Santo podemos hacer lo mismo que hizo Cristo cuando estuvo en la tierra, mostrar la gloria de Dios y así darle la gloria al único que es digno. Dios ha puesto a su iglesia para ser luz en medio de una densa oscuriddad y los hijos de Dios tenemos todo lo necesario para llevar a cabo esta valiosa obra. Si entendemos lo que Dios hizo y está haciendo en nosotros, nosotros también lo haremos por otros.

FERNANDO MC dijo...

RFERNANDO MC
¿Como Monitorear el estado de
los Valores Establecidos en la Iglesia?

Me parece una excelente pregunta. Todas las metodologías, sistemas y mecanismos administrativos, tienen implementado un método de evaluación interna para saber si su eficiencia, propósito e intención se está cumpliendo.
En ingles se le llama “benchmark points”, esto significa que se establecen puntos de referencia junto con la información del estado de cosas actuales aunado con la referencia del BM anterior.

En la iglesia no debería ser menos importante esta técnica ya que hemos sido enseñados a hacer todo como para el Señor, ósea que nuestro mejor esmero y dedicación, pues solo eso merece nuestro Padre, un excelente esfuerzo y trabajo.
La forma en que creo que pudiera ser medible es por medio de asistencia y apoyo de la congregación.
Primero siento que ella debe de estar consciente y constantemente recordada de cual es esta visión, misión y sus valores.
Creo que debe de ser transmitida a ellos por medio de muchas alternativas como:
1. Al confirmarse su asistencia regular a la iglesia, tal vez se le pueda entregar un paquete de bienvenida al cuerpo de Cristo y darle impreso estos valores y visión.
2. En el boletín dominical, creo que podría permanecer allí constantemente, así aun los visitantes pudieran opinar o aportar algo interesante a la congregación.
3. Si la iglesia cuenta con página web, allí seria una excelente oportunidad para informar estos valores.
4. Creo que una pancarta o poster en un rota folio como los que están en los bancos y empresas en sus recepciones, puede ser atractivo y ilustrativo.
5. Mantener un buzón de sugerencias para que todos tengan la misma oportunidad de opinar.
Creo que estas solo serian unas pocas formas de transmitir la visión y la necesidad de mantener el rumbo a los mismos que estarán evaluando y participando en la vida diaria de este organismo vivo y dinámico que es la iglesia.
La otra es una estrategia a nivel directivo. Lo que esto significa es que sería importante establecer una serie de juntas regularmente para responder a un cuestionario detallado de los aciertos y desaciertos encontrados en la vida de la iglesia que tengan efecto en los valores y visión de la iglesia.
Por último, establecería un equipo de observación y monitoreo de este importante tema. Sea que deben de visitar las actividades de damas, juveniles, grupos pequeños y hasta párvulos y cuna también. Creo que a menudo podemos perder la atención en ocasiones de mucha actividad, crecimiento, trabajo o descanso.
Ante todo, creo que debe haber bajo todo esto un espíritu noble y humilde sabiendo que se quiere cuidar el propósito central de Cristo, la edificación y el amor de los unos con otros.

David Rojas De Ita dijo...

MOVIMIENTOS DE PLANTACIÓN DE IGLESIAS
Capítulo 7: El mundo musulmán


El movimiento de plantación de iglesias está creciendo en el mundo árabe, recalca David Garrison en el capítulo, como nunca antes los creyentes han aumentado en países donde predomina el islam.
Dios está haciendo cosas sorprendentes entre los musulmanes. Por mucho tiempo este grupo de personas parecía muy difícil de alcanzar; sin embargo, Dios está abriendo las puertas y preparando el terreno para que cada vez más musulmanes entreguen a Cristo sus vidas.
En el mundo musulmán, el islam es parte de su forma de vida, no conocen otro estilo. Cada persona que nace en alguno de los países musulmanes arraiga todo este sistema a su vida. Todo musulmán goza de privilegios y derechos a todos los servicios que ofrece la sociedad, lo cual es un fuerte imán para ganar más adeptos. El costo de practicar un cuerpo de creencias diferentes es el de la discriminación y el rechazo. Para aquellos que nacieron en el islam, abandonarlo puede costar la vida.
La propagación del islam se debió en gran parte a la negligencia y corrupción de la iglesia de aquel entonces, lo que provocó que muchos de los lugares donde nació el evangelio ahora sean predominantemente musulmanes.
En este tiempo muchos están creyendo en Dios y en Jesús para salvación. En parte se debe a los esfuerzos que han realizado muchas personas que padecen muchas cosas a causa de la persecución presente, algunos han perdido sus vidas, pero el movimiento de plantar iglesias locales sigue vigente y creciendo. Eso sólo lo puede hacer Dios.
La contextualización del evangelio es algo atrayente a los musulmanes, ya que no ven el movimiento como un intento de “colonización”, sino que pueden apropiarse de él y crecer arraigados y firmes en el Señor. Creer en Jesús se ha convertido para ellos en una relación personal y viva con Dios que trae transformación a sus vidas. Este estilo de plantación de iglesias ha permitido que los creyentes ganen a sus familiares y personas más cercanas a ellos. Esto desemboca en un crecimiento sin igual en el movimiento de plantación de iglesias en la historia de los musulmanes. El desarrollo de líderes locales ha sido algo natural y sano. En esta relación los musulmanes convertidos a Cristo pueden experimentar una comunión viva con Dios y disfrutar una vida de entrega, gozo y amor a pesar de la persecución y tribulación que experimenten en su entorno a causa de su fe.

David Rojas De Ita dijo...

SEMBREMOS IGLESIAS SALUDABLES
Capítulo 4: ¿Quién debe plantar una iglesia?

En este capítulo se da una amplia lista de características que debe poseer un plantador de iglesias en base a un estudio estadístico realizado, según dice el autor de este capítulo.
Es una lista interesante y que vale la pena tomar muy en serio, pues la tesis del autor es que todo el que aspire o sea un plantador de iglesias debe tener todas estas características o al menos estar desarrollándolas. El estudio en que se basa el autor ha demostrado que el que no tiene cada una de estas características es muy probable que fracase.
Cada característica es muy profunda, creo que el carácter y la personalidad de cada uno influye mucho en el desarrollo de estas cualidades. Para unos será más fácil llevarlas a cabo, pues son casi naturales en ellos; en otros en cambio puede ser más complicado, ya que su personalidad puede no ayudar mucho en esto. Cualquiera que sea el caso uno debe esforzarse por ser mejor en el ministerio y desarrollar estas cualidades.
El tener visión, ser inclusivo, relacionarse con la gente, el apoyo del cónyuge (en el caso de los casados), tener una vida de oración, practicar el evangelismo, depender completamente de Dios, entre las otras características que presenta el autor del capítulo creo que son muy importantes para desarrollar en todo cristiano y más en los que se dedican al ministerio, en el caso de los plantadores es esencial tenerlas, según el argumento del libro.
Independientemente del llamado que tengamos, tenemos que dar lo mejor de nosotros buscando siempre agradar a Dios en todo lo que hagamos. Esto requiere sacrificio y esfuerzo de nuestra parte, pero vale la pena cuando lo hacemos por amor a Dios siguiendo su voluntad para que él se glorifique en nuestras vidas.